+57 317 444 7668 info@veflat.com

En general las computadoras son útiles para el progreso de la ciencia, Met Office junto a Microsoft están trabajando creando una supercomputadora climática.

Para gestionar y solventar una situación que te genere millones de datos, necesitas de una supercomputadora, por ende hace falta una de estas para tratar de interpretar el funcionamiento de nuestro mundo.

Cuando toca estudiar todo el tema del cambio climático, se generan muchos datos, sin duda alguna contar con la ayuda de una máquina que nos permita entender más sobre el calentamiento global y también los inclementes cambios climáticos.

Con este tipo de computación de alto rendimiento (HPC) se pueden construir modelos de nuestro planeta, hay que considerar que mientras mejores sean los datos y también cuando se cuenta con nueva información, los algoritmos empiezan a realizar mejor el trabajo.

El funcionamiento de esta supercomputadora se espera que se lleve a cabo para el año 2022, ya existe una buena inversión por el gobierno de Reino Unido y promete bastante con sus predicciones meteorológicas.

¿Cómo funciona esta supercomputadora climática?

En teoría, este tipo de dispositivo maneja inmensas cantidades de factores, bien sea del clima, contaminación, actividades humanas y muchas otras cosas necesarias, al menos para obtener un pronóstico más preciso.

Trabajara con situaciones ya vividas y que ya los investigadores comprenden, usaran datos que se generan día a día, alimentándose de todos los cambios o situaciones que ocurren, para mejorar sus predicciones cada vez más.

Hay modelos climáticos que nos permiten realizar predicciones hoy en día, como el GEOS-5 o el MERRA, estos estudian simulaciones de pequeñas partículas, este proceso afecta la atmosfera e influyen en el clima, también obtienen y trabajan con datos de satelitales.

Esta computadora en específico, usará los servicios en la nube de Microsoft Azure para manejar toda la nueva información que se le vayan añadiendo al sistema.

Todo este hardware se planifica que funcione con energía totalmente renovable, como seguro sabemos, este tipo de procesamiento de datos necesita de mucho consumo. En la NASA están tratando de mejorar la velocidad de los cálculos en este tipo de supercomputadoras también y ofrecen dinero por este desafío.

En conclusión ¿se necesitan este tipo de supercomputadoras?

Seguro que sí, muchas veces hablamos del Big Data o como la inteligencia artificial (IA) está avanzando bastante, pero se necesita de un gran dispositivo como este para llevar a cabo fuertes mejoras en la ciencia.

Hay muchos datos que son difíciles de procesar hoy en día, pero existen, debemos darles usos y con una supercomputadora como está se pueden gestionar mejor, planificar mejor nuestras actividades diarias y prepararnos para las inclemencias que surjan.

Ya vemos que no solo para el clima, también para mejorar en áreas de ciencia, medicina y hasta entender mejor todo lo que nos rodea. Los datos son una buena fuente de estudio, tener como procesarlos y sacar lo mejor de ellos es realmente útil.

Sin duda alguna esto es una gran noticia para el mundo, este tipo de inversiones impulsan el poder frenar con mayor certeza muchas actividades o acciones que no favorecen en nada a nuestro único planeta habitable, por ahora.