La industria de los semiconductores en Taiwán

La industria de los semiconductores en Taiwán

Sin duda alguna esta industria interpreta gran parte de la innovación tecnológica en el mundo entero, representando mucho más del 60% de producción en la manufactura creadora de semiconductores.

Para entender un poco de la importancia de esto, debemos conocer la trascendencia de los chips y transistores, estos pequeños aditivos los encontramos en la mayoría de los dispositivos electrónicos que usamos diariamente, en televisores, radios, computadoras y hasta nuestros teléfonos móviles.

Un transistor se encarga de ser esa puerta que traspasa la corriente o tensión, dando paso a las señales electrónicas. Básicamente es lo que permite que nuestros dispositivos sean cada vez más pequeños y útiles, es un componente clave en toda la electrónica moderna.

Grandes empresas como Apple Inc son fuertes colaboradores con las empresas en Taiwán, estos microchips son realmente necesarios para sus dispositivos y para el avance tecnológico en general.

En Taiwán existe la fabricación más grande de semiconductores, son los líderes por mucho y se encargan de producir algunos de los mejores chips de computadoras. Pero la pregunta es…

¿Por qué solo en Taiwán se crean estos semiconductores?

Un día como cualquier otro, en los años 1974 aproximadamente, se reunió un grupo de personas involucradas en el área de tecnología, esto con el objetivo de planificar a largo plazo y con una gran inversión millonaria, el traspaso de tecnología de semiconductores de Estados Unidos a Taiwán.

Una empresa llamada Radio Corporation of America (RCA) fue la encargada de capacitar y poder llevar a cabo el traspaso de conocimiento suficiente sobre la tecnología hasta este país.

Hoy en día, la empresa Taiwán Semiconductor Manufacturing Co (TSMC) es la más importante en el país, producen chips tanto para el dispositivo con el que seguro estas leyendo esto, como para plataformas de minería de Bitcoins, por mencionar algunas.

Esta empresa mencionada (TSMC) es clave en Taiwán para poder fabricar los chips, existen otras que ayudan con el diseño y muchas más que compran el producto final, pero esta empresa es la mayor fabricadora hasta ahora.

No es fácil que cualquier otro país o empresa diseñe un chip, porque el diseño solamente es un proceso muy costoso a tener en cuenta, además de que lo produzcan y fabriquen para llevar al consumidor final, es un proceso complicado.

Para la fabricación también se necesita de altos consumo de energía, incluso se trabaja en proyectos que ayuden al ambiente en este sentido. Taiwán lleva la delantera ocupando un buen puesto en producción, además de muchos años de experiencia de ventaja.

Semiconductores

Como dato curioso y costoso, se dice que la última planta de TSMC que fabrica chips muy pequeños, de hasta 5 nanómetros, costo alrededor de 17 millones de dólares, además de una espera de al menos 4 o 5 años para beneficiarse de algo. Así de difícil es emular a una empresa como esta.

¿Cuál es el próximo reto de la fábrica con los semiconductores?

Además de lidiar con los temas políticos que rodean esta industria, sobre todo entre Estados Unidos y China, son la necesidad de muchos más expertos y capacitación, existen pocos ingenieros buenos que sepan montar chips.

Incluso Samsung (su competidor más cercano) padece de este mismo problema al no encontrar personas suficientes que manejen el tema como los actuales empleados de TSMC.

Una dificultad también es la necesidad de aumentar su producción, que ya de por sí es bastante costosa, pues su capacidad sigue siendo algo limitada para las necesidades de las empresas tecnológicas del mundo. Por ahora, en el mundo se depende mucho de Taiwán para el desarrollo de semiconductores y todos los chips necesarios, son uno de los protagonistas principales de la innovación tecnológica hoy en día, y lo seguirán siendo durante un buen rato.